el papaEn la carta de El Papa, se puede ver a un grupo de tres personajes. Uno de ellos, el principal, está ilustrado de frente y ocupa el centro de la carta. Se trata del Sumo Sacerdote, Pontífice, Hierofante o El Papa que está sentado, con la mano derecha levantada en señal de bendición. En su mano izquierda sostiene un cetro coronado con la cruz de 6 brazos. En su cabeza lleva una corona similar a la de La Papisa.

Los otros dos personajes están a los pies del Pontífice, mirando hacia él y de espaldas hacia el lector. Estos dos personajes muestran la tonsura al estar de espaldas. El de la izquierda de la imagen, apunta con su mano derecha al suelo mientras que la mano izquierda se ve a la izquierda de su cabeza. El hombre de la derecha, apunta con su mano izquierda, la única visible, hacia arriba con los dedos juntos.

El Papa, protagonista de la imagen, viste de azul y verde con una gran capa de color rojo, ornamentada con detalles en amarillo. En su mano izquierda viste un guante en el que se ve la cruz de los templarios. Su rostro está cubierto por una gran barba de color blanco. Su pelo, es largo y se deja ver debajo de la corona tapándole las orejas y llegando a sus hombros. El color de su cabello, al igual que la barba, es blanco.

Se percibe vagamente la silla del trono en la que El Papa está sentado. Su respaldo llega hasta la parte alta de la cabeza y parece estar formado por dos columnas que se ven en el fondo de la imagen.

Los significados simbólicos de El Papa

La carta de El Papa tiene varios significados simbólicos. Estos son:

  • El Papa es el arcano de la bendición, la iniciación, la demostración y la educación.
  • También tiene el significado simbólico del deber, la moral, la conciencia y la santidad.
  • Simboliza la ley, la filosofía y la religión. Evoca a los niveles más altos de consciencia.

Las interpretaciones más habituales en la cartomancia de El Papa

En la cartomancia, de forma general, se interpreta la carta de El Papa como la autoridad moral. El sacerdocio y la instrucción. La protección y la lealtad. Cumplimiento de las convicciones, el respeto. Educación, asesoramiento equilibrado, buenos consejos. Benevolencia, generosidad e indulgencia.

También es usual interpretar a este arcano como la búsqueda del sentido, la revelación, la hora de la verdad, la confianza y las indicaciones del camino de la salvación.

Pero según al aspecto que nos refiramos, El Papa puede interpretarse de las siguientes formas:

  • Aspecto mental: El Pontífice representa la forma activa de la inteligencia humana, que reúne principalmente las soluciones lógicas a los problemas. Significa, también, que los pensamientos son inspirados por un nivel más alto de consciencia.
  • Aspecto físico: Equilibrio, situación de seguridad física y de salud. Secreto revelado. Vocación religiosa o científica. Especialista en su campo.
  • Aspecto emocional: Sentimientos poderosos, afecto sólido, atención sin caer en sentimentalismos. El Pontífice indica los sentimientos normales, tal y como deben ser manifestados en la vida, de acuerdo con las circunstancias.
  • Desafíos y parte negativa: Indica a un ser desconectado de su razón y de sus instintos, en la oscuridad, carente de apoyo espiritual. Jefe de moral estricta, rígido, prisionero de las formalidades, metafísico dogmático, profesor autoritario, teórico limitado. Consejero que carece del sentido práctico. Problemas con la salud, indecisión, negligencia. Proyectos que se retrasan.

Historia e iconografía de El Pontífice

El arcano número V es una de las figuras que permitieron precisar con mayor exactitud la antigüedad del tarot. Esto se debe a que sus detalles iconográficos se remontan a un modelo perdido en el que se inspiró, necesariamente, el diseño de Fautrier (El tarot de Marsella). Lo que es confirmado por las diferencia y similitudes de las barajas más antiguas del tarot, como las de Gringonneur (1450) y Baldini (1436 – 1487).

el sumo sacerdote

Es preciso destacar que El Papa del tarot de Marsella tiene barba, sin embargo, sus precursores renacentistas y medievales no la tienen. Hay estudios que establecen una curiosa cronología de la moda papal en este aspecto. Por tanto, parece evidente que el tarot clásico copia a un modelo más antiguo que no llegó hasta nosotros. No obstante, se confirma la continuidad evolutiva del tarot desde los más antiguos hasta la actualidad.

Otro detalle interesante es la evolución de la corona papal en la iconografía del tarot. La corona, cuyo simbolismo representa la existencia de los tres mundos o reino, no es un elemento litúrgico que permaneció invariable con el paso del tiempo. Una gran parte de los estudiosos del tarot tienden a concluir que las coronas representadas en las cartas del tarot clásico fueron inspiradas en grabados anteriores al siglo XV, posiblemente, mucho antes incluso.

El guante papal, en el que se puede ver claramente ilustrada la cruz de malta, indica también el remoto origen de la imagen. La cruz de malta fue sustituida por una placa circular en los tiempos de Inocencio III (1197 – 1216).

Además de ser el arcano de la capacidad adivinatoria, de la intuición filosófica y del conocimiento espontáneo, El Papa simboliza también, debido a su número (el arcano V), al hombre como intermediario entre el plano de la divinidad y de las cosas terrenales.

el pontifice

Tarot de Baldini

La suma de estos simbolismos permite asociar a El Pontífice como el mediador por excelencia, el pacifista, el constructor de puentes, el que encuentra una salida para las situaciones que, aparentemente, son imposibles, siempre mediante un destello luminoso de intuición.

El Papa también es visto como el representante de la ley moral, no escrita, de la conciencia. Las siete puntas de la cruz que sostiene en su mano simbolizan el séptuple (La Ley de Siete) en sus diversas expresiones, incluyendo las siete virtudes necesarias para superar los siete pecados capitales. En el enfoque astrológico se asocia de la siguiente forma:

  • Orgullo – Sol
  • Pereza – Luna
  • Envidia – Mercurio
  • Lujuria – Venus
  • Gula – Júpiter
  • Ira – Marte
  • Avaricia – Saturno

En el tarot de Oswald Wirth, El Papa es representado como un anciano lleno de indulgencia con respecto a las debilidades humanas. El Pontífice se encuentra bendiciendo a dos fieles que representan dos categorías, los que comprenden los designios religiosos (representados por el hombre que tiene a mano levantada, a la derecha de la imagen) y los que obedecen por temor al castigo y no por propia determinación (representados por el que tiene la mano hacia el suelo, a la izquierda de la imagen). Estas combinaciones de derecha, izquierda, arriba y abajo, vuelven a indicar el orden cuaternario como modelo de organización.

arcano V
Considerando el punto de vista de la organización cuaternaria, formada por los arcanos anteriores, los arcanos II, III y IIII y El Papa, el cuarto de ellos, forman esta organización del mundo en la que El Pontífice representa el contenido de la forma, la quinta esencia concebible, sin ser imperceptible y el dominio de la cuarta dimensión.

Si te gusta el tarot, comparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter